29 de diciembre de 2011

Gracias

35 Señales || --
image
Gracias por abrirme los ojos y dejar que aprenda por mi misma. Este año lo quiero recordar como aquel que me enseñó que existen dificultades importantes por las que uno pasa en cualquier momento de la vida y estas situaciones son las que nos hacen fuertes. Esto uno lo sabe pero hasta que no te toca vivirlo, no lo entendés. Si antes lloraba porque las cosas no me salían como quería, lloraba por amor o por alguna discusión sin sentido, no tenía idea de que existían peores dolores. Luché para conseguir lo que quería y aunque muchas veces parecía inalcanzable y varias cosas me tiraban abajo, lo logré. Aprendí que nadie ni nada va impedir que cumpla mis objetivos, y si tanto quiero algo yo sola tengo que ganarlo. Aprendí que no puedo forzar mis sentimientos, y que a veces es inevitable dañar a los demás con la sinceridad. Conocí personas maravillosas, otras se fueron pero comprendí que no necesito a nadie en mi vida que no quiera estar ahí.
Que loco comparando este año con el anterior, el 2010 lo tenia como uno de los mejores, por Bariloche, por mi fiesta de egresados, los 18 y el fin del cole y muchas cosas mas y ahora me doy cuenta que cada año tiene algo de especial, porque aunque fueron muy diferentes, marcaron algo en mi vida. Esta es la ultima entrada del año así que les quiero desear un muy feliz 2012 y gracias a todos los que leen, comentan, visitan mi blog. Los quiero.

17 de diciembre de 2011

Sin instrucciones

39 Señales || --
Se que cometí muchos errores, negarlo sería engañarme a mi misma. Puede ser que ni ahí me entere o que me entere tarde pero cuando se hacen muy obvios y el sentimiento de no saber que hacer, de querer arreglarlo o,en el peor de los casos, de culpa interna te mata. Todavía no soy lo suficientemente madura como para tener todo en orden, de afrontar tranquilamente las consecuencias, mi problema son mis impulsos. Hablo de esos impulsos que te descolocan, que por mas que hagas lo que hagas es imposible dejar todo como antes. Sin embargo no espero cambiar esa parte de mi, no soy perfecta ni quiero serlo. Mira vos que ironía, termino con una guerra en la cabeza que ni se como estalló. De equivocarse nadie queda exento, nadie tiene un 10 en vivir y yo no voy a ser la excepción. Las personas que creen tener todo en orden son las que mas equivocadas están. Y si algo me quedó de estos deslices es que posiblemente los peores errores de nuestra vida son los que no cometemos.